Técnica Ludovico

miércoles, septiembre 25, 2002

Yo NO soy COREANO
análisis socíológico y pitecantrópico de los supermercados

Cuando Usted, estimado amigo, necesita algún menester digno de una buena comida, seguramente habrá ido más de una vez a un supermercado coreano. Dichos establecimientos (dignos de una película argentina de trasnoche) habitan y rondan en los cien barrios porteños, como soretes hay en la calle.
Han crecido como hongos después de la lluvia, y si compra pan o alguna que otra chuchería en ésos sitios, también tendrá hongos.
He aquí algunos de los elementos de la canasta básica que puede comprar en éstos lugares:

1- agua mineral

Y listo.
Si piensa comprar leche le recomiendo que antes tome trementina, le caerá mejor y su muerte será menos dolorosa, al igual que su derivado lácteo: la crema; en cuyo caso es mejor el yeso tipo París, de fragua lenta y color blanco difuso.
Le cuento a modo de secreto que éstos coreanos de mierda apenas se bañan. Toquetearán y manosearán su comida a dedo pelado con ruines enfermedades del Asia menor, cuyos sueros y vacunas no están disponibles en su barrio.
Muchos pensarán que soy racista y estárán equivocados, porque mis mejores amigos son judíos.
Ahora bien, cuál es la causa por la que no debemos asistir a comprarles alimentos a éstos sujetos de ojos razgados? Porque no se me canta las bolas!
Se jactan de ser más patriarcales que la misma mierda, y si prestan atención, verán que los hombres apenas si mueven su amarillo huevo para algo más que no sea directamente el cash. Además, un espía amigo (ex CIA) me dijo al oído que los malditos charlies apagan sus heladeras por la noche para amarretear corriente eléctrica. Dicho sea de paso y con todos mis respetos, pueden meterse sus neveras dentro de su retorcido ojete.
Muchos pensarán que soy racista y estárán equivocados, porque mis mejores amigos son, además, chinos.
Además, los escucharon hablar?.. parecen los teletubbies!
Y sus diarios y revistas?.. parecen escritos por un pollo.
Sin mencionar sus grasientos pelos, su ropa demodé y su caspa. Sus interminables e inmundas caspas sobre mi jamón cocido!
Usted y Yo, querido lector, apenas si enfocamos al ver que cobran tanto o más caro que nuestros arios supermercados, con la sutil diferencia que éstos mequetrefes no pagan impuestos.
Usted paga impuestos?
Ayuda a ser grande este país? Yo también!
Muchos pensarán que soy racista y estárán equivocados, porque mis mejores amigos también son árabes.
Levantemos una proclama contra la interminable expansión coreana en nuestras ciudades, en nuestros campos, en nuestras escuelas..!
Detengámoslos antes que asintamos con la cabeza cada vez que saludemos a alguien, como hacen ellos!
Muchos pensarán que soy racista y estárán equivocados, porque mis mejores amigos también son turco-otomanos.
Yo se muy bien que a Usted le cuesta. No toma partido porque es vago. Vago e inútil.
Pero entienda lo siguiente:
Muchos pensarán que soy racista y estárán equivocados, porque mis mejores amigos también son normandos, pero ninguno es coreano!

Firma: Huey-Lon-Tsuan

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home